Ciudad de Buenos Aires
Una herramienta para evitar más muertes

El INAMU presentó nuevo Manual sobre "Prevención de riesgos escénicos"

Nilda Gómez, Gerardo Bacalini, Gustavo Nuñez, Enrique Avogadro, Celsa Mel Gowland y Diego Boris.

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) presentó este martes su cuarto Manual de Formación “Prevención de riesgos escénicos” en el Club Atlético Fernández Fierro de la Ciudad de Buenos Aires.

Acompañados por representantes de las entidades que participaron en la publicación, las autoridades del organismo reflexionaron sobre la necesidad de prevenir accidentes evitables, teniendo en cuenta que en los últimos tres años fallecieron cinco músicos y tres técnicos en los escenarios.

“Desde la prevención se puede mejorar todo, por eso celebramos, participamos, acompañamos y apoyamos que se haya hecho este manual”, dijo Nilda Gómez, madre de Mariano Benitez, una de las víctimas de la tragedia de Cromañon, integrante de la Asociación Civil Familias por la Vida.

Es que luego de aquella fatídica noche ocurrida hace 12 años, la actividad musical en general, y los músicos en particular, comprendieron con mucho dolor la importancia de presentarse en condiciones seguras. Sin embargo, la actividad musical tuvo que seguir lamentando fallecimientos por electrocución o accidentes laborales en los escenarios.

Por eso es importante pensar en la prevención antes de llegar al conflicto, y para eso necesitamos que haya voluntad de todas las partes”, afirmó Gerardo Bacalini, secretario general del Sindicato Argentino de Técnicos Escénicos (SATE), entidad que realizó el manual junto al INAMU.

“Desde hace muchos años los trabajadores técnicos hemos reclamado por condiciones de seguridad y sistemas de prevención en los escenarios para preservar la integridad de todas las personas”, señaló Bacalini.

El manual, herramienta fundamental para la prevención

Atentos a estas circunstancias, desde el INAMU se convocó a los organismos de técnicos y sistemas de emergencia más importantes del país para realizar este cuarto Manual de Formación, el cual, al igual que todos los números de la colección, es una edición impresa gratuita que también tiene una edición digital que puede descargarse libremente.

La colaboración entre las entidades generó una herramienta fundamental para que músicos y técnicos dispongan de información clave sobre seguridad eléctrica, primeros auxilios, prevención de incendios y las condiciones de protección necesarias para prevenir accidentes en recitales y conciertos.

Participaron en la realización de este proyecto: el Sindicato Argentino de Técnicos Escénicos (SATE), el Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA), Bomberos de la Policía Federal y Familias por la Vida.

Los autores

El manual cuenta con textos sobre primeros auxilios, redactado por los doctores Crescenti y Valcarcel del SAME; seguridad eléctrica para músicos, por el ingeniero Eric Jacobs; electricidad segura, por Gustavo Zakim de SATE; el oficio del técnico escénico, por Gerardo Bacalini y Soledad Rivera de SATE; nociones generales para iluminación, sonido, video y montajes, por Soledad Rivera y Eduardo Iancenella de SATE; condiciones de protección en un recital o concierto, por Soledad Rivera; y prevención de incendios, también escrito por Soledad Rivera y avalado por la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal Argentina.

Pérdidas ocurridas en los escenarios

Detallando cuáles son las condiciones en las que generalmente se presenta una banda under, Gustavo Núñez, cantante de El Bizcocho, compañero de Gastón Silva -músico fallecido en 2013 por electrocución- comentó que cuando ocurrió el accidente “nadie sabía que hacer”, por lo cual se perdieron minutos valiosos para realizar primeros auxilios.

Además, recordó que el hecho fue el inicio de una lamentable seguidilla, en 2014 falleció Adrián Rodríguez en Rosario; luego León Rustico en Ituizangó y Agustín Briolini en Córdoba, a los que se sumó Nicolás Villalba y los técnicos Fernando Franco, Julián Angulo y Luciano Nelly. A todos ellos está dedicado el manual.

Enrique Avogadro, Secretario de Cultura y Creatividad del Ministerio de Cultura de la Nación, afirmó que “este manual es algo que debería haberse hecho hace mucho tiempo y me parece que el INAMU y SATE están saldando una deuda con la prevención, que es el principio de un camino, no el final”.

Por otro lado, el presidente del INAMU, Diego Boris, hizo hincapié en que “la música nunca es peligrosa, lo peligroso pueden ser las condiciones en las que a veces se realiza”.

Por último, Celsa Mel Gowland, vicepresidenta del INAMU, relató el proceso de producción de la publicación y como se desarrolló un trabajo colaborativo entre las entidades, las cuales redactaron, revisaron y corrigieron los textos.

Focalizando en la necesidad de que este manual sea una herramienta práctica, además de teórica, explicó como “surgió la necesidad de que los músicos supieran que cosas podían estar mal en el escenario, en las conexiones y, en especial, qué cosas pueden estar mal en su propio equipamiento”.

La presentación finalizó con una potente presentación de la Orquesta Típica Fernández Fierro. 

 

Lectores: 101

Envianos tu comentario