Panorama Político Nacional
Chispas entre el Congreso y la Casa Rosada

Cambiemos en juego: se debilita la alianza entre el PRO y el radicalismo

Ángel Rozas dejó de ser presidente del Interbloque de Senadores Nacionales de Cambiemos. (Dibujo: NOVA)

Por Sofía Muñoz, corresponsal de NOVA en Casa Rosada, Congreso de la Nación y Legislatura porteña.

El “portazo” que dio el ya ex presidente del Interbloque de Senadores Nacionales de Cambiemos, Ángel Rozas, resonó por todo el Congreso. A pesar de que en sus redes sociales siga alabando al oficialismo, se creó una grieta entre él y el gobierno de Mauricio Macri.

El silencio de Rozas, luego de que lo hayan excluido de actos del Presidente, reuniones en la Casa Rosada y otros encuentros, es una decisión tomada, como su renuncia. Tanto el legislador como sus colegas tienen la orden de dejar pasar la tormenta para no provocar errores antes de las elecciones generales de este mes, en las que el oficialismo apuesta fuerte.

NOVA se quiso comunicar con Rozas, pero fuentes de su entorno aseguraron que no piensa atender el teléfono. Lo mismo sucede con los senadores Alfredo De Angeli, Laura Rodríguez Machado, Marta Varela y Federico Pinedo, del PRO, y Freddy Martínez, Silvia Elías de Pérez, Silvia Giacoppo y Pamela Verasay, de la Unión Cívica Radical, con quienes Rozas se quedó a solas la semana pasada para comunicarles su decisión.

Este medio habló con el entorno de cada uno de ellos pero tienen prohibido emitir palabra sobre el tema, por orden directa del ex presidente del Interbloque de Cambiemos. “No va a hablar del tema por pedido de Rozas”, eran las reiteradas respuestas en cada llamado.

Así, Rozas se esconde en su Twitter a la espera de una explicación por parte del Gobierno luego de las legislativas, que mantienen bastante ocupado a Cambiemos. Mientras tanto, con la bomba estallada sobre las manos, Rozas respeta el período electoral. No sea cosa que hacer un escándalo con sus pares muestre debilidad ante la oposición, o rigidez entre el PRO y el radicalismo.

Menores de edad expuestos por política amarillista

La primera candidata a diputada nacional del frente Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió, se desató en las redes sociales al cuestionar a Joana Picetti, octava candidata a diputada nacional del oficialismo porteño, en la lista que encabeza la propia “Lilita”, debido a la violencia que sufren sus hijos, según denunció su ex marido David Bibulich.

Hasta el momento, Picetti le escapa a la prensa. La acusación contra su persona, a semanas de las elecciones, pone en juego su posible cargo en el Congreso, aunque la mayor amenaza aparece por parte de Carrió, quien la quiere afuera de la Cámara de Diputados y no se va a detener hasta conseguir su objetivo.

Fuentes cercanas a la líder de la Coalición Cívica le confirmaron a NOVA que no piensa dar declaraciones porque “hay menores de por medio”, pero esa respuesta llegó tarde. Picetti ya quedó expuesta junto con sus hijos, como también sucedió cuando Bibulich tiempo atrás ya había hablado del actuar de su ex mujer. ¿Internas que se hicieron públicas o estrategia de transparencia por parte de “Lilita”?

Llegó la primavera, los besos y la polémica

En la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se presentó una declaración de repudio por la detención de Mariana Solange Gómez, demorada por la Policía porteña por besarse con su esposa en la estación de subte Constitución de la Línea C. La medida lleva la firma de José Cruz Campagnoli, Pablo Ferreyra, Magdalena Tiesso y Lorena Pokoik.

“Son cosas que horrorizan, pero no sorprenden lamentablemente, porque el plan de represión de la policía es un plan sistemático que se viene haciendo desde diciembre de 2015”, le aseguró a NOVA la presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura,Andrea Conde, y remarcó que “la brutalidad y la represión vista en los videos” fue terrible, en referencia a las pruebas que captaron las cámaras del lugar.

La pareja contaron ante los medios de comunicación tal cual lo que fue grabado por los transeúntes que pasaban por la Línea C. Es difícil hacer caso omiso a lo que se ve en las imágenes, como también es difícil que las jóvenes víctimas del hecho reciban una respuesta sensata por parte de la Justicia.

Lectores: 345

Envianos tu comentario