Editorial
Editorial

Ajustando el ajuste y con el pie en el acelerador

El gobierno busca ir a fondo con las reformas a nivel económico.

El mejor equipo de los últimos 50 años, haciendo honor al nombre del frente que los reunió, no para de hacer cambios internos; funcionarios que salen y otros que estaban esperando en el banco de suplentes que ingresan.

El último en ser reemplazado fue Carlos Regazzoni, ahora ex titular de PAMI que, según quisieron aparentar había presentado su renuncia. Pero lo cierto es que el presidente Mauricio Macri lo invitó cordialmente a abandonar su cargo, obteniendo como recompensa una posible candidatura en las legislativas.

La prueba está en las recorridas, como una especie de inicio de campaña, que el ex director de la obra social de los jubilados, realizó durante el fin de semana en las localidades de Almirante Brown y Presidente Perón, siendo parte de los ya famosos timbreos. Su salida de PAMI se vio forzada por no acelerar a fondo en el recorte al subsidio de los medicamentos propuesto desde el ejecutivo y la negativa de Regazzoni con aplicar un ajuste presupuestario. Algo similar a lo que pasó en su momento en la cartera económica con Alfonso Prat Gay, quien fuese sustituido por Nicolás Dujovne para apresurar los cambios.

El gobierno tiene el pie puesto en el acelerador y busca ir a fondo con las reformas a nivel económico, a pesar de los múltiples tropiezos en las diferentes decisiones que derivaron en renuncias y despidos de funcionarios. A pesar de las constantes manifestaciones, y el paro general convocado por las centrales obreras que ya tiene fecha, el oficialismo no analiza la posibilidad de pisar el freno, o en su defecto intentar una corrección en el rumbo. Pareciera como si estuvieran haciendo oídos sordos a los pedidos de los trabajadores.

Lo que todavía cuesta comprender es si los continuos truques en los cargos políticos, las permanentes idas y venidas en los funcionarios, los anuncios de decisiones y las posteriores vueltas atrás, tienen que ver con cuestiones de desatención o simplemente con fallas propias de inexperiencia a la hora de gobernar. De todos modos, ya sea por incapacidad o no, la idea primordial del Frente Cambios no se desvirtúa, y aquel objetivo de ajustar está más firme que nunca, aun con las elecciones a punto de arribar. 

Lectores: 414

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: