Política
Causa de los cuadernos

Uberti pide declarar como arrepentido, mientras lo acusan de haber ingresado al país con 4 millones de dólares

Claudio Uberti fue acusado de manejar una embajada paralela en Venezuela y haber ingresado dinero sin declarar a la Argentina. (Dibujo: NOVA)

El ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) estaba prófugo desde el viernes pasado y se entregó en la tarde del pasado lunes. Al ponerse a disposición de la Justicia en el marco del escándalo por los cuadernos de Oscar Centeno, confirmó las coimas y al mismo tiempo pidió declarar como testigo arrepentido en la causa.

Luego del pedido de detención elevado por el juez Claudio Bonadío, el ex funcionario decidió colaborar con la investigación en la que está implicado. En este sentido, Claudio Uberti mencionó en su declaración al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y además admitió ante el fiscal Carlos Stornelli la existencia de una "cartelización" de la obra pública.

De esta manera, siguiendo con la línea de las afirmaciones del ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, quien fue uno de los primeros en tirar varios nombres sobre la mesa, Uberti se convirtió en el primer ex funcionario kirchnerista que se arrepiente y ofrece ser imputado colaborador.

Por otra parte, un nuevo testigo que solicitó reservar su identidad por miedo a represalias y que sería el chofer de José María Olazagasti, el ex secretario privado de De Vido, sostuvo que el ex titular de OCCOVI ingresó al país con al menos 4 millones de dólares sin declarar, en el mismo vuelvo que compartía con el valijero Guido Antonini Wilson en el año 2007.

Las maniobras serían similares a la red de corrupción que manejaba Roberto Baratta y, según detalló Tomás Farini Duggan, abogado del chofer, en Aeroparque había una zona que estaba liberada, donde se cargaban valijas que no pasaban por escáner ni eran controladas por la Aduana, algo que era moneda corriente en los vuelos que llegaban desde Venezuela, justamente donde Uberti manejaba una embajada paralela.

Lectores: 1056

Envianos tu comentario