Economía y Empresas
Inflación demoledora

El poder adquisitivo, en su peor momento desde 2010

Entre noviembre de 2015 y agosto de 2018, el salario real cayó 11,7 por ciento. (Imagen ilustrativa).

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), presentó el informe mensual de inflación correspondiente para agosto de 2018 en Argentina.

El informe detalla que la inflación mensual (preliminar) de los asalariados registrados fue del 4,3 por ciento en agosto, el valor mensual más alto desde abril de 2016. A su vez, en lo que va del año, la inflación acumulada registra un alza del 24,5 por ciento, y si se compara agosto de 2018 respecto al mismo mes del año pasado (los últimos doce meses), tal cifra se eleva al 34,1 por ciento.

Los resultados de estos datos determinan que la inflación acumulada de 2018 superará el 40 por ciento a fin de año; según releva el informe del IET, esta cifra “fue reconocida por el Gobierno en un documento interno en el cual se habla de inflación del 42 por ciento”.

En sintonía con esta tendencia, el informe detalla que se prevé para septiembre una inflación similar o incluso superior a la de agosto, que “no registró de lleno el impacto de la nueva disparada del dólar, que empezó el mes en 28 pesos y en menos de una semana lo cerró alrededor de 38 pesos”.

El documento del IET destaca que sobresale el carácter generalizado de las subas de precios: todas las áreas excepto Indumentaria y Esparcimiento registraron alzas mayores al 4 por ciento.

Los rubros que más sufrieron son Transporte y Comunicaciones, que lideraron la suba con un 6,9 por ciento, consecuencia de la suba del transporte público en el AMBA (que incluyó subas del 67 por ciento en subtes en CABA), y el alza en naftas (cuyo precio está muy ligado al dólar y a la cotización internacional del petróleo). Le sigue Salud con una escalada del 6,2 por ciento, lo cual se explica porque las prepagas subieron 7,5 por ciento, junto a los medicamentos. Educación y Equipamiento del Hogar subieron 5,4 por ciento; y Alimentos y Bebidas, que es el rubro que más repercute en los presupuestos familiares, se disparó un 4,5 por ciento en agosto, lo que determina que en el último año, los alimentos subieron casi un 30%. Por su parte, Vivienda trepó 4,5 por ciento, impulsada por subas del 17 por ciento en electricidad, y solo Indumentaria y Calzado (+0,4 por ciento) y Esparcimiento (-1,1 por ciento), tuvieron un agosto tranquilo en materia de precios.

"Una vez más, la impericia de este gobierno hace que el ajuste caiga sobre los salarios de los trabajadores. Volvemos a reclamar que se declare la Emergencia Económica y Social para revertir el deterioro en todos los sectores sociales de nuestro país", declaró Héctor Daer, secretario general de la CGT.

Por su parte, Víctor Santa María, secretario de Estadísticas de la CGT, explicó que "la proyección de inflación nos lleva a prever que el 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016. Esto confirma el rotundo fracaso de la política anti inflacionaria del gobierno y un descontrolado aumento de precios, que incluye tarifas de servicios domiciliarios que se han vuelto prohibitivas".

El IET también relevó que entre noviembre de 2015 y agosto de 2018, el salario real cayó 11,7 por ciento. En la actualidad, se ubica no sólo en el nivel más bajo en la era Cambiemos, sino en su peor nivel desde mediados de 2010.

“El índice de inflación de 4,3 por ciento para agosto, refleja claramente la brutal caída del poder adquisitivo, que fue la más profunda registrada desde el 2010; estamos con una caída de casi 12 puntos del poder adquisitivo del salario real. Esto es demoledor en lo que se refiere al nivel de vida de los trabajadores y trabajadoras de Argentina. La inflación medida desde agosto fue la más alta desde abril del 2016, estas cifras revelan la verdadera catástrofe social que estamos viviendo, que más de la mitad de los trabajadores con salario en este momento, se ubican por debajo de la línea de la pobreza”, concluyó Hugo Yasky, secretario general de la CTA.

Lectores: 940

Envianos tu comentario